+34 937 798 170 Lun - Ver 09:00 - 19:00 C/Alemanya, 1 Pol. Ind. Clot del Xarel·lo – Masquefa (Barcelona) / Cómo llegar
CatalanChinese (Traditional)EnglishFrenchGermanPortugueseRussianSpanish
Applus
ISO 9001-2009
Applus
ISO 14001-2009
Instalaciones
40.000 m2
COMPRAMOS TU VEHÍCULO

Las averías más comunes provocada por los conductores

 

Resultado de imagen de averias coche

Las negligencias cometidas por los conductores son los desencadenantes de la mayoría de las averías que sufren los vehículos. Y pueden salir caras, puesto que no suelen estar cubiertas por el seguro.

¿Diesel o gasolina?

Cada año más de 50.000 conductores se equivocan de combustible al repostar, según el RACE. Esta es la negligencia más frecuente, y representa el 26 por ciento de las averías causadas por el propio conductor. ‘Suele ser un fallo común, especialmente cuando el usuario cuenta con dos vehículos o se utiliza un coche de empresa’, indica uno de los socios fundadores de Endado.com, Miguel Pérez. Y la reparación no es barata: requiere limpiar el depósito de combustible, los conductos y reemplazar los filtros, lo que asciende a unos 400 euros.

Haz caso a los testigos

Ignorar los testigos luminosos que nos avisan de posibles fallos o necesidades del vehículo es casi tan frecuente como equivocarse de combustible. Una de cada cinco visitas al taller por negligencias tiene que ver con esto. Es conveniente evitar la dejadez y, si se trata de un testigo que no sabes lo que indica, procurar averiguarlo. Dejarlo estar podría salir caro.

Más vale prevenir que curar

La tercera causa de las visitas al taller que podrían evitarse es la falta de revisión, con una frecuencia del 16 por ciento. Una encuesta llevada a cabo el año pasado indicaba que el 55 por ciento de los conductores que no cumplen con las revisiones y mantenimientos periódicos indicados por el fabricante se justifican en que son demasiado caros. Si formas parte de este grupo, recuerda que una avería provocada por la falta de mantenimiento podría salirte bastante más cara.

¡Conduce con cuidado!

Miguel Pérez añade que ‘en muchas ocasiones es el estilo de conducción el que nos hace pasar por el taller. Conducir en marchas incorrectas, abusar de los acelerones y frenazos bruscos… también afecta a la vida del motor’. De una conducción inadecuada se derivan el 13 por ciento de los casos en que el coche acaba en el taller.

¿Dónde están las llaves?

Que ‘dentro del coche’ sea la respuesta a esta pregunta también lleva aparejado que el vehículo acabe en manos de un mecánico. Olvidar las llaves dentro del coche y no contar con una copia para abrir es un despiste muy frecuente.